TU NEGOCIO EN LAS MANOS DE PROFESIONALES
Lunes - Viernes 9:00 - 15:00
Martes y Jueves 16:00 - 18:00

Aprende a gestionar tus contratos energéticos

¿Quieres saber cómo gestionar tus contratos de la forma más eficiente para ahorrar energía y dinero? Aquí te contamos todo lo que tienes que hacer.


España es uno de los países de la Unión Europea que más caros paga los suministros de luz y gas. Un hogar medio destina cerca de 1.000 euros anuales a pagar sus facturas energéticas, mientras que los precios siguen subiendo. Aunque no podemos esquivar esta situación, podemos intentar navegar en ella de la mejor forma posible. ¿Cómo? Conociendo nuestro consumo y buscando la tarifa que más se adapte a él. Asimismo, si tomamos medidas para mejorar la eficiencia energética de la vivienda notaremos una disminución de nuestra factura. Aquí te contamos cómo hacerlo.

 

No cualquier tarifa vale

 

Si quieres sentirte dueño de tus tarifas eléctricas tendrás que saber que no todas te convienen. Algunas te harán perder dinero, mientras que otras te ayudarán a pagar por tu consumo justo. Para conseguir dar con estas últimas debes conocer qué características definen a tu suministro tanto de gas natural como de luz. Por ejemplo, a la hora de cambiar de compañía de gas hay que mirar con lupa la parte fija y la variable del consumo. Quizá te interese más un precio fijo o uno que varíe según lo dictamine el mercado. No dudes en comparar y dedicar tiempo a esta labor antes de cambiar de compañía de gas

Por otro lado, si acabas de mudarte a otra vivienda, has de saber que no podrás elegir tarifas ni comercializadoras si tu nombre no figura todavía en los contratos de los suministros. Por ello, solicita el cambio de titular de luz cuando antes, aquí te contamos cómo hacerlo http://enciclopediaespana.com/cambio-titular-luz/ . Este trámite es habitual no solo en la compraventa, sino que un cambio de titularidad de los suministros también debe llevarse a cabo al heredar una vivienda o en caso de separación.

 

¿Qué hacer para gestionar de forma correcta los contratos?

 

  • Estudia tus necesidades: como ya hemos mencionado anteriormente, saber cuáles son tus necesidades energéticas y jugar con ellas es una buena opción para ahorrar. Por ejemplo, con las tarifas de discriminación horaria donde el precio del kWh por la noche es más barato muchas viviendas afirman notar un ahorro significativo.
  • Conocimiento del mercado: es imposible elegir una tarifa adecuada para nuestro hogar si desconocemos cómo funciona el mercado energético. Desde que hay un mercado regulado, que controla el Gobierno de España, hasta uno libre donde operan cientos de comercializadoras. Además, de las diferentes modalidades que existen: tarifas planas, de discriminación horaria, las mejores para el autoconsumo o recargar el coche eléctrico…
  • Evita las cláusulas de compromiso: muchas tarifas llevan consigo unos meses de permanencia, es conveniente rechazar este tipo de modalidades puesto que el mercado energético varía mucho y si es un riesgo atarnos de esta forma a un tarifa.
  • Mirar con lupa todas las condiciones y servicios: tras la comparación de todo el mercado energético, aquellos que presenten los mejores precios para nuestros suministros deberán pasar nuestro examen. En él se verifica la letra pequeña del contrato y se revisan todas las condiciones porque en ocasiones hay servicios adicionales incluidos que hay que pagar el segundo año.

 

En esta misma línea, si quieres ahorrar energía en tu hogar no te pierdas esta guía de IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía).

 

Compartir: