La tributación de la venta de bienes parcialmente afectos a la actividad | Artí­culos | E-Consulting.es Abogados & Gestores
TU NEGOCIO EN LAS MANOS DE PROFESIONALES
Lunes - Viernes 09:00 - 18:00

En la transmisión de un vehículo turismo, cuya deducción fue del 50% de cada cuota soportada, la base imponible del IVA será el importe de la contraprestación correspondiente a la parte del bien afecto al patrimonio empresarial.

 

AFECTACIÓN TOTAL y AFECTACIÓN PARCIAL

En el presente artículo se plantea el caso de una entidad mercantil que adquirió un vehículo automóvil con afectación parcial a su actividad, deduciéndose el 50% del IVA soportado en la adquisición. Posteriormente, procede a su transmisión.

La cuestión que se plantea es cuál debe ser la base imponible, a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido, en la venta del vehículo.

No pueden considerarse afectos aquellos bienes y derechos que se utilicen simultáneamente para actividades económicas y para necesidades privadas, salvo que la utilización para estas últimas sea accesoria y notoriamente irrelevante.

La afectación a la actividad empresarial o profesional desarrollada por el sujeto pasivo constituye un requisito necesario para la deducción de las cuotas del IVA que soporte por la adquisición de bienes de inversión, admitiendo la normativa del impuesto la posibilidad de la afectación parcial, al disponer que dichas cuotas podrán deducirse si los bienes adquiridos se utilizan en la actividad, presumiendo a este respecto una afectación del 50% cuando se trate de automóviles de turismo y sus remolques, ciclomotores y motocicletas.

 

 

En este sentido, el criterio de la Dirección General de Tributos es el siguiente:
De acuerdo con la normativa del Impuesto, se entienden realizadas en el desarrollo de una actividad empresarial o profesional las transmisiones o cesiones de uso a terceros de la totalidad o parte de cualesquiera de los bienes o derechos que integren el patrimonio empresarial o profesional de los sujetos pasivos, incluso las efectuadas con ocasión del cese en el ejercicio de las actividades económicas que determinan la sujeción al Impuesto (LIVA art.4.dos.b).
La regla general en relación con la base imponible del Impuesto es que estará constituida por el importe total de la contraprestación de las operaciones sujetas al mismo

procedente del destinatario o de terceras personas (LIVA art.78.uno).
En cuanto a las limitaciones del derecho a deducir, no se pueden deducir las cuotas soportadas o satisfechas por las adquisiciones o importaciones de bienes o servicios que no se afecten, directa y exclusivamente, a su actividad empresarial o profesional (LIVA art.95). En el caso de vehículos automóviles de turismo y sus remolques, ciclomotores y motocicletas, se presumen afectados al desarrollo de la actividad empresarial o profesional en la proporción del 50%.
El criterio inicial de la DGT entendía que cuando se transmite un activo afecto parcialmente al patrimonio empresarial o profesional, la base imponible debía estar constituida por la total contraprestación que se hubiera acordado, no siendo procedente reducir su importe en el referido 50%.

AFECTACIÓN PARCIAL:

Se admite la utilización para necesidades privadas (siempre que sea de forma accesoria y notoriamente irrelevante), sin perder por ello su condición de bienes afectos, de los automóviles de turismo y demás medios de transporte.

 

Sin embargo, dicho criterio fue objeto de revisión (DGT CV 8-9-11), concluyéndose que la afectación a un patrimonio empresarial o profesional de un vehículo automóvil en el porcentaje del 50%, debe manifestarse en todos sus extremos y no sólo en relación con la limitación inicial del derecho a la deducción. 

Por lo tanto, cuando una mercantil vende un vehículo del que se dedujo el 50% del IVA soportado, la base imponible del IVA vendrá determinada por el importe de la contraprestación correspondiente a la parte del bien afecto al patrimonio empresarial o profesional.

Fuentes:
DGT, Consulta nº V955/2014 de 3 abril 2014.
Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido. (BOE, 29-diciembre-1992).

Compartir: