Necesito una "factura oficial" | Artí­culos | E-Consulting.es Abogados & Gestores
TU NEGOCIO EN LAS MANOS DE PROFESIONALES
Lunes - Viernes 09:00 - 18:00

De acuerdo con la Agencia Estatal de Administración Tributaria, toda factura y sus copias contendrán los datos o requisitos que se citan a continuación, sin perjuicio de los que puedan resultar obligatorios a otros efectos y de la posibilidad de incluir cualesquiera otras menciones (Reglamento de Facturación, art. 6):

1. Número y, en su caso, serie. La numeración de las facturas dentro de cada serie será correlativa.

2. La fecha de su expedición.

3. Nombre y apellidos, razón o denominación social completa, tanto del obligado a expedir factura como del destinatario de las operaciones.

4. Número de Identificación Fiscal atribuido por la Administración tributaria española o, en su caso, por la de otro Estado miembro de la Unión Europea, con el que ha realizado la operación el obligado a expedir la factura. Asimismo, será obligatoria la consignación del Número de Identificación Fiscal del destinatario en los siguientes casos:

a. Que se trate de una entrega intracomunitaria de bienes exenta.

b. Que se trate de una operación cuyo destinatario sea el sujeto pasivo del Impuesto.

c. Que se trate de operaciones que se entiendan realizadas en el territorio de aplicación del Impuesto (TAI), y el empresario o profesional obligado a la expedición de la factura haya de considerarse establecido en dicho territorio.

5. Domicilio, tanto del obligado a expedir factura como del destinatario de las operaciones.

6. Descripción de las operaciones, consignándose todos los datos necesarios para la determinación de la base imponible del Impuesto y su importe, incluyendo el precio unitario sin Impuesto de dichas operaciones, así como cualquier descuento o rebaja que no esté incluido en dicho precio unitario.

7. El tipo impositivo o tipos impositivos, en su caso, aplicados a las operaciones.

8. La cuota tributaria que, en su caso, se repercuta, que deberá consignarse por separado.

9. La fecha en que se hayan efectuado las operaciones que se documentan o en la que, en su caso, se haya recibido el pago anticipado, siempre que se trate de una fecha distinta a la de expedición de la factura.

10. En el supuesto de que la operación que se documenta en una factura esté exenta del Impuesto, una referencia a las disposiciones correspondientes de la Directiva 2006/112/CE, de 28 de noviembre, relativa al sistema común del Impuesto sobre el Valor Añadido, o a los preceptos correspondientes de la Ley del Impuesto o indicación de que la operación está exenta. Lo dispuesto en esta letra se
aplicará asimismo cuando se documenten varias operaciones en una única factura y las circunstancias que se han señalado se refieran únicamente a parte de ellas.

11. En las entregas de medios de transporte nuevos, la fecha de su primera puesta en servicio y las distancias recorridas u horas de navegación o vuelo realizadas hasta su entrega.

12. En caso de que sea el adquirente o destinatario de la entrega o prestación quien expida la factura en lugar del proveedor o prestador, la mención «facturación por el destinatario».

13. En el caso de que el sujeto pasivo del Impuesto sea el adquirente o el destinatario de la operación, la mención «inversión del sujeto pasivo».

14. En caso de aplicación del régimen especial de las agencias de viajes, la mención «régimen especial de las agencias de viajes».

15. En caso de aplicación del régimen especial de los bienes usados, objetos de arte, antigüedades y objetos de colección, la mención «régimen especial de los bienes usados», «régimen especial de los objetos de arte» o «régimen especial de las antigüedades y objetos de colección».

Por regla general, los empresarios y profesionales están obligados a expedir y entregar factura por cada una de las operaciones que realicen. No obstante, pueden incluirse en una sola factura, la totalidad de las operaciones realizadas para un mismo destinatario durante cada mes natural como máximo, refiriéndose a esta cuestión el artículo 11 del Reglamento que regula las obligaciones de facturación, por el que se modifica el Reglamento del Impuesto sobre el Valor Añadido y el Reglamento por el que se regulan las obligaciones de facturación, disponiéndose en él que estas facturas deben expedirse como máximo el último día del mes natural en el que se hayan efectuado las operaciones que se documenten en ellas, si bien cuando el destinatario de estas sea un empresario o profesional que actúe como tal, la expedición deberá realizarse dentro del plazo de un mes contado a partir del citado día. En cualquier caso, estas facturas deberán ser expedidas antes del día 16 del mes siguiente al período de liquidación del IVA en el curso del cual se hayan realizado las operaciones.

“SE PUEDEN TOTALIZAR LAS OPERACIONES REALIZADAS EN UN MES PARA HACER UNA FACTURA RECAPITULATIVA.”

 

Los originales de las facturas o documentos sustitutivos tienen que remitirse por los obligados a su expedición o en su nombre a los destinatarios de las operaciones que en ellos se documentan, de acuerdo con lo señalado por el artículo 15 del Reglamento que regula las obligaciones de facturación.

Únicamente tendrá la consideración de factura oficial la que contenga todos los datos y reúna los requisitos mencionados anteriormente. Cualquiera falta de datos o requisitos podría abocar en la no consideración del documento como factura y por ende, en la no deducibilidad del impuesto o impuestos implicados en la misma (IVA, IS, IRPF, etc…). En general, nos vamos a referir a la deducibilidad del IVA, por tener mayor trascendencia e importancia económica.

Por lo tanto, es muy importante exigir a los proveedores que sus facturas cumplan todos los requisitos exigidos y establecidos por la ley. Aunque demuestre la veracidad de la operación realizada, es posible que Hacienda no le deje deducirse el IVA y otros impuestos, por encontrar algún defecto en el documento que pretende ser una factura.

Para que la empresa pueda deducirse el IVA y otros impuestos, es necesario que las facturas de sus proveedores contengan todos los datos que establece la ley. Es cierto que en la actualidad la mayoría de empresas confeccionan correctamente sus facturas (incluyendo el número de factura, la fecha de expedición, los datos vendedor y del comprador, el tipo impositivo, la base imponible, etc.). Y esto es así porque, en la práctica totalidad de los casos, se usan programas informáticos de facturación que ya recogen todos estos datos.

“PARA QUE LA EMPRESA PUEDA DEDUCIRSE EL IVA Y OTROS IMPUESTOS, ES NECESARIO QUE LAS FACTURAS DE SUS PROVEEDORES CONTENGAN TODOS LOS DATOS QUE ESTABLECE LA LEY.”

No obstante, es habitual que se descuide la descripción de las operaciones facturadas, bien sea de manera intencionada o no intencionada. Hay que saber que Hacienda puede rechazar la deducción del IVA soportado en facturas que contengan una descripción genérica, imprecisa o incompleta de las operaciones. Para evitar esto, y que la descripción que aparece en una factura sea correcta, es preciso que a través de ella se pueda ver exactamente qué se está vendiendo, y en caso de una posible comprobación de Hacienda, que ésta pueda verificar que tanto la base imponible como el tipo de IVA que ha sido aplicado en la operación son correctos. Nos podemos encontrar, por tanto, con dos casos:

  • Bienes. Por lo tanto, si la empresa efectúa compras de mercancías, hay que comprobar que en la descripción de las facturas aparezcan bien detallados cuáles han sido los bienes adquiridos. No es conveniente aceptar, por ejemplo, una factura cuyo concepto sea “Material diverso”. Si la lista de productos adquiridos es muy extensa, en lugar de detallarlos todos, también es posible consignar el número de referencia del albarán de entrega. En este caso, hay queconservar ambos documentos juntos.
  • “ES HABITUAL QUE SE DESCUIDE LA DESCRIPCIÓN DE LAS OPERACIONES FACTURADAS.”
    Servicios. Cuando se adquieran servicios, exija que en las facturas aparezca una descripción lo más exacta posible de los servicios que le han sido prestados. Si la descripción es demasiado genérica, Hacienda tampoco le dejará deducir el IVA. Por ejemplo, no admita una factura en cuya descripción aparezcan los términos “Servicios diversos” o “Por los trabajos realizados”.
“HACIENDA PUEDE RECHAZAR LA DEDUCCIÓN DEL IVA SOPORTADO EN FACTURAS QUE CONTENGAN UNA DESCRIPCIÓN GENÉRICA, IMPRECISA O INCOMPLETA DE LAS OPERACIONES.”

 

En cualquier caso, hay que tener presente que esta posición tan formalista de Hacienda puede discutirse ante los tribunales. Si su empresa es objeto de una inspección y en ella le niegan la deducción del IVA en alguna factura por la existencia de defectos formales o descripciones demasiado genéricas, no se quede de brazos cruzados. Es cierto que la ley obliga a cumplir unos requisitos formales y que no hacerlo constituye una infracción sancionable, pero eso no siempre debe impedir la deducción del IVA soportado. En este sentido, existen pronunciamientos judiciales en los que se ha admitido la deducibilidad del IVA soportado en facturas que no estaban bien hechas, desde el punto de vista formal. Los argumentos utilizados en estos casos son, en mayor medida, los siguientes:

  • No admitir la deducción del IVA ataca al principio de neutralidad (según el cual el IVA no debe ser un mayor coste para el empresario).
  • Si mediante otros documentos (el albarán de entrega, el contrato firmado con el proveedor, etc.) se puede justificar el carácter de la operación realizada, el simple incumplimiento formal no puede ser causa suficiente para negar la deducción del IVA.
  • “ESTA POSICIÓN TAN FORMALISTA DE HACIENDA PUEDE DISCUTIRSE ANTE LOS TRIBUNALES.”

    La no deducción del IVA implica, en realidad, una doble imposición (el IVA es soportado por la empresa, a la que no se le permite la deducción, y por el consumidor final a la vez).

 

 

 

“NO ES LO MISMO UNA SANCIÓN POR UN DEFECTO FORMAL DE UNA FACTURA QUE PERDER LA DEDUCIBILIDAD DEL IVA.”

 

Compartir: